Dietas Personalizadas Alicante

Reduce tu peso consiguiendo un completo bienestar físico, mental y social

  • Reduce tu peso consiguiendo un completo bienestar físico, mental y social

    Una dieta personalizada e individualizada basada en un completo y detallado estudio previo del organismo (valoración antropométrica y bioquímica) y un análisis de las costumbres nutricionales del paciente realizado por un especialista, garantiza una pérdida de peso supervisada, saludable y de forma duradera, combatiendo el sobrepeso y la obesidad que tanto puede afectar a nuestra salud.

    Dietas personalizadas Alicante

Procedimiento

El sobrepeso y la obesidad afectan muy directamente a nuestro bienestar físico, mental y social, influyendo muy negativamente en nuestra salud. En la unidad de nutrición se diagnostica las causas del excesivo peso y se pauta al paciente dietas personalizadas que consiguen la reducción del mismo, haciendo un completo seguimiento nutricional y bajo total supervisión y seguimiento médico.

Análisis nutricional y estudio atropométrico

Para poder realizar una análisis nutricional y pautar dietas personalizadas, es fundamental realizar, en primer lugar, un extenso estudio previo que consiste en un análisis nutricional completo con una valoración antropométrica, para ello se realizan mediciones corporales de peso, talla, pliegues cutáneos, circunferencias y diámetros. También se realiza una evaluación bioquímica que incluye, aparte de otros indicadores importantes, el grupo sanguíneo, ya que en función del mismo pueden haber alimentos perjudiciales, beneficiosos o neutros. Por otro lado se analizarán los antecedentes del paciente, historia de la obtención de peso, motivación, estilo de vida y hábitos alimentarios. Además pueden ser necesarias otras pruebas que serán explicadas durante en primer análisis.

Una vez se tienen los resultados de todas las pruebas, se analizan y en base a los resultados y a las necesidades del paciente, se prepara un completo plan dietético, totalmente personalizado, y que tendrá como objetivo no sólo reducir peso y volumen en unos plazos previamente establecidos, sino establecer una rutina o habito alimentario sano, saludable y realista. Para conseguir esto se tiene en cuenta las costumbres nutricionales y gastronómicas del paciente, su estado y actividad física, y su estado patológico, de forma que los alimentos pautados aporten los nutrientes necesarios en cantidades y proporciones adecuados a las características del paciente.

El objetivo es combinar, de forma dinámica, alimentos capaces de mantener un estado equilibrado de nutrición que, en base a las características del paciente, proporcionarán un adecuado peso junto con una bienestar físico, mental y social.

Dieta adaptada a tus necesidades

Durante el tratamiento, se realizan controles periódicos para ver la eficacia de la dieta y para poder ir adaptando la misma a las necesidades y evolución del paciente. Además, en estos controles se aportan consejos nutricionales y se aclara cualquier tipo de duda generada con el método dietético seleccionado.

Con el fin de apoyar y afianzar este tratamiento, será necesario, aparte de establecer una meta de peso razonable, tener en cuenta otras pautas que deberán de ser introducidas de forma progresiva como son la práctica del ejercicio físico, un estilo de vida saludable y, como no, unos hábitos nutricionales racionales y, lo que es también muy importante, realistas.

Entre las ventajas de la realización de un plan dietético, podemos destacar las siguientes: rápida pérdida de peso, reducción del perímetro abdominal, ausencia de hambre a partir del tercer día, sensación de bienestar, protección de la masa muscular y de la tonicidad de la piel, y prevención de los déficits en vitaminas, minerales, oligoelementos. En definitiva un verdadero programa de reeducación alimentaria, normalización de los parámetros clínicos (tensión arterial, etc.) y biológicos (glucosa, colesterol, etc.).

Los métodos dietéticos,basados en dietas personalizadas, que estarán en función del paciente, pueden ser dietas hipocalóricas, proteinadas o disociadas.

Dieta hipocalórica

Esta dieta se basa en el concepto básico de que cuando las calorías quemadas son inferiores a las consumidas, estas se almacenan en el cuerpo en forma de tejido adiposo (grasas). Las dietas hipocalóricas personalizadas tienen como objetivo aportar al organismo, de forma equilibrada y con todos los macronutrientes necesarios, menos calorías de las que se gastan con la actividad diaria. Para ello, se pautan alimentos que no contengan excesivas grasas o hidratos de carbono, consiguiendo así que el balance entre las calorías consumidas (a través de los alimentos) y las calorías gastadas (a trasvés de la actividad física cotidiana y el metabolismo basal de la persona) sea negativo, utilizando la grasa almacenada en el organismo para compensar la carencia energética, perdiendo así contenido graso y, por lo tanto, adelgazando. Lógicamente, esta pérdida de peso se incrementará si se apoya con ejercicio físico, a través, por ejemplo, de la realización de deporte, ya que el gasto energético se ve incrementado considerablemente.

El médico nutricionista elaborará menús basados los estudios previos realizados al paciente (estudio antropométrico, valoración bioquímica, etc.) y el objetivo realista de peso a reducir, todo ello enfocado a que la ingesta de colorías sea menor que las consumidas en los menús, ayudando al cuerpo a consumir calorías del tejido adiposo, de una forma equilibrada y saludable, perdiendo así volumen y peso.

Dieta disociada

La dieta disociada se basa en la premisa de que, determinados alimentos, ingeridos de forma conjunta, se convierten en grasa con mayor facilidad que cuando se ingieren por separado ya que, por ejemplo, los hidratos de carbono se digieren en medios alcalinos y las proteínas, por el contrario, en medios ácidos. El objetivo de esta dieta es planificar las comidas y el contenido de las mismas de forma que no se mezclen alimentos incompatibles entre sí, produciendo que los componentes de los alimentos se digieran y asimilen de forma separada, obligando al organismo consumir calorías del tejido adiposo, de una forma equilibrada y saludable pero aportando todos los macronutrientes necesarios, perdiendo así volumen y peso.

Una de las mayores ventajas de esta dieta que es, siempre y cuando se respeten las pautas de relación entre alimentos, se puede comer la cantidad deseada, evitando así el pasar hambre y facilitando mucho las digestiones.

Lógicamente, como en todas las dietas, esta pérdida de peso se incrementará si se apoya con ejercicio físico, a través, por ejemplo, de la realización de deporte, ya que el gasto energético se ve incrementado considerablemente.

Dieta proteinada

Esta dieta se basa en la ingesta de productos y suplementos dietéticos que incluyen nutrientes esenciales con funciones energéticas, plásticas y reguladoras indispensables para una buena salud y reducción de peso. Estos productos tienen un elevado índice proteico, el necesario para el funcionamiento correcto del organismo, y carecen de grasas y carbohidratos, lo cual ayuda a la lipólisis localizada de masa grasa permitiendo así la pérdida de peso, pero conservando la masa muscular, la vitalidad y, lo que es todavía más importante, de una forma saludable y sin pasar hambre. Esta dieta, aparte de ayudar a la pérdida de peso controlada en las zonas donde nos interesa, contribuye a estabilizar los macronutrientes en el cuerpo, consiguiendo así un aspecto de piel y cabello mucho mejor.

El paciente tendrá planificada la toma de los suplementos junto con verduras, en la cantidad que se desee, y que serán previamente pautadas por el médico nutricionista.

En la actualidad existen diferentes dietas protocolizadas como Pronokal, Ysonut y Lignaform Therascience con una gama de productos proteicos de alto valor bilógico que han sido desarrolladas por laboratorios y que, bajo control médico ofrecen, sirven de base para la formulación de este plan dietético.

Por lo general, la dieta proteinada se divide en 4 fases claramente diferenciadas: fase activa, fase de reeducación alimentaria con la reintroducción de alimentos y de la actividad física, fase de equilibrio y fase de mantenimiento.

Preguntas frecuentes

Duración del procedimiento

La duración del tratamiento dependerá del peso que el paciente necesita y desea perder. En el estudio previo que se realiza, el medico nutricionista recomendará al paciente cuáles deberían ser los objetivos y establecerán, de forma conjunta, una meta de peso razonable y alcanzable.

¿Cuándo están indicadas estas dietas?

Las dietas se recomiendan en alguna o varias de las siguientes circunstancias: sobrepeso (índice de masa corporal mayor que 25) y obesidad, complicaciones asociadas al sobrepeso como alteraciones respiratorias, algias mecánicas, reumatismos, etc., pérdida de peso rápida por una causa social, adelgazamiento necesario en pre-operatorio, aumento de peso al dejar de fumar, después de un 
embarazo, en la menopausia, etc., demanda estética, etc.

¿Cuándo no es recomendable realizar una dieta?

Las dietas no suelen ser recomendadas en personas embarazadas, durante la lactancia, en niños menores de 15 años, en personas debilitadas, en personas con algún trastorno psicológico o psiquiátrico, en personas con trastornos del ritmo y de la conducción cardíaca, en personas con insuficiencia cardíaca, renal o hepática, el personas diabéticas (tipo I), cuando se estén tomando algunos alimentos como diuréticos perdedores de potasio, digitálicos o corticoides

Profesionales de la unidad

Dr. José Serrano Adán

Dirección médica. Médico Responsable Unidad Medicina Estética e Íntima

Haz clic y pide ahora tu cita gratuita y sin compromiso en donde te informaremos y asesoraremos.