Tratamiento del bruxismo con Toxina Botulínica Alicante

La solución más eficaz y rápida contra el bruxismo

  • La solución más eficaz y rápida contra el bruxismo

    Gracias a la aplicación de Toxina Botulínica en los músculos de la mandíbula eliminarás, de una forma rápida, y tras solo una sesión, los síntomas típicos del bruxismo como son el rechinar y/o apretar los dientes aliviando el dolor y los síntomas relacionados con la excesiva contracción muscular (desgaste de los dientes, dolores musculares, cefaleas, etc.).

    Tratamiento del bruxismo con Botox clínica Aisthe

Procedimiento

El bruxismo es un trastorno que se caracteriza por la contracción reiterada de los músculos maseteros (los músculos responsables de la masticación), y que deriva en que la persona que lo sufre, y de forma inconsciente e involuntaria, apriete y/o rechine los dientes. Este trastorno puede producirse en cualquier momento del día, aunque se ha detectado una mayor incidencia durante la noche.

¿Cuál es el origen del bruxismo?

El origen o las causas del bruxismo no está muy claras, aunque está ampliamente aceptado por la comunidad científica internacional que este trastorno tiene una componente nerviosa muy alta, estando relacionados factores psicológicos, de estrés, y de características de la personalidad.

¿Cuáles son las consecuencias del bruxismo?

La consecuencia más inminente del bruxismo es el desgaste de los dientes y retracción de las encías, aunque este trastorno puede derivar en el daño de la articulación originando molestos chasquidos, problemas o limitaciones al abrir la boca, e incluso afecciones en la mandíbula. En los casos más severos, puede llegar a fracturarse la mandíbula.

La sobrecarga causada por este trastorno tiene efectos perjudiciales sobre los dientes y las articulaciones temporomandibulares (ATM), considerándose el bruxismo el factor de riesgo más importante en la inestabilidad de dichas articulaciones y músculos relacionados.

Los síntomas y signos del bruxismo suelen ser:

  • Desgaste de los dientes.
  • Dolor orofacial y preauricular, especialmente durante el proceso de masticación
  • Limitación de la apertura de la boca.
  • Clics audibles durante la masticación.
  • Contractura de los músculos maseteros.
  • Rechinar de dientes.
  • Cefalea (dolor de cabeza) y dolores cervicales, por lo general de irradiación atípica.
  • Vértigos, mareos o molestias en los oídos.

Las alteraciones que el bruxismo produce en las articulaciones temporomandibulares varían en función de las personas, pero suele agruparse en tres tipologías:

  • Síndrome de disfunción con dolor miofascial: sensibilidad o dolor en los músculos que controlan toda la función de la mandíbula.
  • Alteración intrínseca de las articulaciones temporomandibulares: desplazamiento anterior del disco articular con o sin reducción, y que suele acompañarse por la dislocación de la mandíbula y lesión de la cabeza redondeada en la extremidad de un hueso.
  • Artritis: trastornos articulares degenerativos y/o inflamatorios.

A todo lo anterior, hay que añadir un trastorno estético ya que la cara suele presentar una forma más cuadrada.

¿Es grave el bruxismo?

Por lo general, el bruxismo no es una enfermedad grave, sin embargo, el bruxismo afecta considerablemente al bienestar físico, mental e incluso estético de quienes lo padecen. Es por esto por lo que se recomienda al paciente tratarlo cuanto antes.

¿Qué tratamientos existen para tratar el bruxismo?

Entre los tratamientos más empleados, y que tienen como finalidad la limitación del daño sobre las diferentes estructuras biológicas, en especial sobre la articulación temporomandibular, están:

  • Oclusión irreversible: colocar ambos maxilares o arcadas dentarias en una relación funcional.
  • Uso de férulas: con diferentes grados de eficacia demostrada.
  • Tratamiento farmacológico: principalmente el uso de antidepresivos tricíclicos y benzodiacepinas.
  • Terapias cognitivas: con efectos no muy significativos a corto plazo.
  • Tratamiento con toxina botulínica tipo A: aplicación de Botox en los músculos maseteros.

¿Qué es el Botox?

La toxina botulínica tipo A, una proteína natural purificada, es una sustancia completamente segura que se utiliza, desde hace muchísimo tiempo y con excelentes resultados, en otros campos de la médica como en oftalmología, neurología, estética, etcétera. Esta toxina produce un bloqueo de los terminales de la acetilcolina, que es el neurotransmisor que provoca la contracción muscular.

¿En qué consiste el tratamiento?

El procedimiento del tratamiento del bruxismo con Botox en Alicante consiste en la infiltración de pequeñas cantidades del toxina botulínica tipo A, mediante una aguja muy fina, en los músculos maseteros, produciendo una relajación muscular de estos y, por tanto, disminuyendo la contracción muscular excesiva, tanto cuando están en reposo como durante la masticación.

Esta relajación se produce gracias al efecto que tiene el Botox de bloquear los terminales de la acetilcolina, que es el neurotransmisor que provoca la contracción muscular. Dicho de otra forma, aunque el cerebro envíe órdenes de tensar los músculos maseteros (mandibulares), estos no reaccionan los transmisores están bloqueados.

La aplicación de la toxina botulínica tipo A es beneficiosa para reducir los signos y síntomas del bruxismo, así como para reducir la hipertrofia muscular en el caso de que ya se hubiera manifestado.

En definitiva, el tratamiento del bruxismo con Botox protege los dientes, los músculos mandibulares, y las articulaciones temporomandibulares a la vez que alivia el dolor y los síntomas relacionados con la excesiva contracción muscular.

¿Cuándo se aprecian los resultados?

Una vez que se ha infiltrado la toxina botulínica tipo A, el paciente empieza a notar los cambios de manera casi inmediata, siendo por lo general al cabo de los 2 días cuando empieza a notarse una relajación de la zona, lo que se traduce, con el paso de los días, en una distensión tanto en el rostro como en la zona del cuello.

¿Cuánto dura el efecto del tratamiento de bruxismo con toxina botulínica?

La duración de los efectos puede alcanzar hasta 6 meses, pudiendo ser más duradero si se siguen aplicando nuevas inyecciones de toxina botulínica tipo A de forma periódica.

¿Tiene efectos adversos el tratamiento del bruxismo con Botox?

Los efectos adversos asociados con este tratamiento suelen ser leves y se resuelven en pocos días. Los pacientes no informan de cambios en su expresión facial.

¿Es eficaz el tratamiento del bruxismo con Botox®?

En un estudio prospectivo (Bruxism treatment with botulinum toxin type A. Prospective clinical study*), con pacientes de 24 a 67 años y que presentaban diversas molestias como dolor y/o tensión, en especial al despertarse e incluso dolor leve durante la masticación, y tras 5-6 meses de un único tratamiento con toxina botulínica tipo A, un 76% de los pacientes tratados mejoraron significativamente y un 24% quedaron libres de bruxismo.

Bruxism treatment with botulinum toxin type A. Prospective clinical study
ALCOLEA, Justo M; MKHITARYAN, Liza; ALCOLEA, Justo M  y  ERAZO, Patricia. Tratamiento del bruxismo con toxina botulínica tipo A. Estudio clínico prospectivo. Cir. plást. iberolatinoam. [online]. 2019, vol.45, n.4 [citado  2022-06-06], pp.435-448. Disponible en: .  Epub 02-Mar-2020. ISSN 1989-2055.  https://dx.doi.org/10.4321/s0376-78922019000400013.

Preguntas frecuentes

Para la realización de este tratamiento no es necesario ninguna analítica previa ni pruebas alérgicas. Se aconseja, durante los 15 días anteriores al tratamiento, no aplicar tratamientos exfoliantes en la zona a tratar.

En la unidad de Medicina Estética no se requiere hospitalización. El tratamiento se hace de forma ambulatoria en la propia clínica.

El procedimiento, dependiendo de cada paciente, dura alrededor de 15-30 minutos. Una vez finalizado el paciente puede reincorporarse a su vida normal de forma inmediata sin señales de haber realizado el tratamiento.

Este tratamiento no requiere de anestesia ya que es indoloro. Aun así, puede utilizarse anestesia tópica (una crema anestésica que se aplica 20 minutos antes) o simplemente analgesia con frío.

Al finalizar las infiltraciones, se puede utilizar una mascarilla cosmética refrigerante-descongestiva. Pueden aparecer pequeños hematomas que desaparecen en el transcurso de días y que se ocultan fácilmente con el maquillaje.

Profesionales de la unidad

Dr. José Serrano Adán

Dirección médica. Médico Responsable Unidad Medicina Estética e Íntima

Haz clic y pide ahora tu cita gratuita y sin compromiso en donde te informaremos y asesoraremos.