Micropigmentación de vitíligo Alicante

Disimula las zonas despigmentadas con un color y tono natural

  • Disimula las zonas despigmentadas con un color y tono natural

    Con la micropigmentación de vitíligo consigue un camuflaje de las áreas afectadas, con un color muy similar al de la piel, disimulando el contraste de color y tono que existe entre la zona despigmentada y la zona de la piel no afectada.

    Micropigmentación de vitíligo Alicante

Procedimiento

El vitíligo es una enfermedad degenerativa de la piel provocada por la ausencia de melanocitos en la síntesis de melanina. Dependiendo de cada caso, se puede usar la micropigmentación para conseguir un camuflaje de las áreas afectadas, con un color muy similar al de la piel del paciente. Es una solución para aquellos pacientes que tengan zonas muy localizadas de vitíligo. En cualquier caso, es necesario contar con la prescripción del dermatólogo para vitíligos estáticos que son aquellos que no producen cambios de tamaño.

La micropigmentación en casos de vitíligo puede ayudar considerablemente a aquellos pacientes que la padecen pues se consigue disimular el contraste de color y tono que existe entre la zona despigmentada y la zona de la piel no afectada.

Antes de comenzar el tratamiento se suele realizar un estudio con el fin de analizar la anatomía de la zona, pudiendo así diseñar y planificar la micropigmentación para que el resultado sea natural y armónico, camuflando las áreas sin color. El tratamiento de micropigmentación de vitíligo consiste en la introducción de pigmentos debajo de la piel, entre la epidermis y la dermis, con la ayuda de una pequeña aguja muy fina que se controla a través de una máquina especialmente diseñada para realizar esta técnica. Los pigmentos que se utilizan son totalmente compatibles con el organismo por lo que no producen ningún tipo de alergia, es decir, son hipoalergénicos.

Resultados del tratamiento

Para realizar este tratamiento, hay que analizar cada caso de forma personalizada pues cada piel tiene su propia naturaleza con un color y una textura característica. Por lo general se suelen realizan varias pruebas de color antes para valorar el tono a seleccionar con el fin de conseguir el tono más homogéneo posible respecto a las áreas no afectadas. En función del área y tipología, el tratamiento suele durar varias sesiones separadas por 1 mes más o menos en función de la evolución de cada paciente, trabajando así de forma progresiva, lo que permite ajustar el tono de la piel de forma regular consiguiendo así resultados sorprendentemente naturales. Hay que destacar que, con el paso del tiempo, el color aplicado va disminuyendo debido a la regeneración propia de la piel, es por esto por lo que se recomienda realizar retoques cada 2 o 3 años en función de cada paciente.

Resultados del tratamiento

Para realizar este tratamiento, hay que analizar cada caso de forma personalizada pues cada areola tiene su propia naturaleza con un color y una textura característica. Por lo general se suelen realizan varias pruebas de color antes para valorar el tono a seleccionar con el fin de conseguir el tono más homogéneo posible respecto a las áreas no afectadas. En función del área y tipología, el tratamiento suele durar varias sesiones separadas por 1 mes más o menos en función de la evolución de cada paciente, trabajando así de forma progresiva, lo que permite ajustar el tono de la piel de forma regular consiguiendo así resultados sorprendentemente naturales. Hay que destacar que, con el paso del tiempo, el color aplicado va disminuyendo debido a la regeneración propia de la piel, es por esto por lo que se recomienda realizar retoques cada 2 o 3 años en función de cada paciente.

Preguntas frecuentes

Cuidados previos

Se aconseja, durante los 15 días anteriores al tratamiento, no aplicar tratamientos exfoliantes en la zona a tratar. En el momento de realizar el tratamiento la zona debe estar limpia y sin maquillar. Si el día del tratamiento se tuviera fiebre, habría que posponerlo a otro día en que los síntomas hayan desaparecido por completo.

Hospitalización

En la unidad de Belleza y Cosmética no se requiere hospitalización. El tratamiento se hace de forma ambulatoria en la propia clínica.

Duración del procedimiento

En general, de 1 a 2 horas, en función del tamaño y el diseño de la zona a tratar. Una vez finalizado el paciente puede reincorporarse a su vida normal de forma inmediata.

La duración de los pigmentos, que se atenúan poco a poco con el tiempo, dependerá del tono elegido, la zona tratada, el tipo de piel del paciente, la exposición solar o incluso los productos que se utilicen como cremas, etc. Cuando el pigmento empiece a aclararse, puede ser recomendable realizar retocar la zona para dejarla con la misma intensidad que al principio.

Anestesia

No suele ser necesaria, aunque para reducir las molestias se puede aplicar una anestesia local (crema o spray) o, en pacientes con la piel muy sensible, se puede usar anestesia local que será puesta por un facultativo.

Cuidados posteriores

En las primeras 24/48 horas puede aparecer una pequeña inflamación o rojez en la zona, deberá aplicarse una pomada recomendada por el especialista. En algunos casos, durante los siguientes días puede salir alguna pequeña costra que no se debe tocar y arrancar. A lo largo de una semana la zona se aclarará un poco ya que el exceso de pigmento que pudiera haber se va eliminado de forma natural.

No re recomienda tomar el sol, rayos UVA ni sesiones de sauna hasta la segunda semana.

Profesionales de la unidad

Haz clic y pide ahora tu cita gratuita y sin compromiso en donde te informaremos y asesoraremos.